• Abraham López Venegas

¿Próstata inflamada o crecida? La pequeña gran diferencia.

Actualizado: jun 4

Por: Dr. Abraham López Venegas / Especialista en Urología y salud sexual masculina

INFORMACIÖN PARA PACIENTES.

Muy seguido mis pacientes acuden a consulta y tienen la idea de que tienen la "próstata inflamada y otros médicos les han dado tratamiento para desinflamar", esto es una idea recurrente en la mayoría de los pacientes y esto es de lo que hablaremos hoy.


Si bien, tanto en el crecimiento como en la inflamación, existe AGRANDAMIENTO, y que pueden existir los mismos síntomas en las 2 enfermedades, existen 2 grandes diferencias entre inflamación y crecimiento y abordaremos estas diferencias desde un punto 2 ejemplos muy sencillo:


Un golpe en la cabeza:

Imaginemos que una persona recibe un golpe fuerte en la cabeza, los síntomas inician abruptamente y son intensos, es decir que rápidamente aumenta de tamaño en el sitio del golpe (se forma una bola), empieza a dolor, se pone rojo, se siente más caliente en el sitio del golpe e incluso puede haber sangrado. Esta persona, acude a recibir atención médica, a donde el doctor le indica tratamiento con medicamentos para disminuir el dolor y controlar la inflamación, con el paso de los días, la inflamación va a disminuir y el sitio del golpe, regresará a su tamaño normal, dejará de doler y todo será igual que antes de el golpe.


El crecimiento del cabello.

Imaginemos otro escenario, en el que a un bebé le empieza a crecer el cabello, después de haber nacido completamente sin cabello, este bebé está atravesando un proceso natural de su cuerpo, propio de la edad que está atravesando, y el cabello no esta haciendo mas seguir un proceso natural de la vida, su cabello continuará creciendo durante el resto de su vida y no hay manera de revertir el proceso el crecimiento del cabello, por lo tanto, la mamá del bebé, tendrá que cortar el cabello de su bebé cuando éste crezca demasiado y el bebé empiece a verse descuidado.


Lo mismo ocurre en la próstata. El CRECIMIENTO PROSTÁTICO o HIPERPLASIA PROSTÁTICA BENIGNA, es un proceso natural que ocurre en TODOS los hombres a partir de cierta edad (aprox los 40 años) y que continuará por el resto de la vida (como el cabello, pero mucho más despacio). No a todos los hombres les crecerá de la misma manera, ni todos desarrollarán síntomas, pero invariablemente, a todos nos crecerá algún día, todo depende de que tanto la próstata obstruya la salida de la orina. Es un proceso normal asociado a envejecer, parecido a las canas o las arrugas y por lo tanto, no es algo que se pueda revertir de manera natural ni con medicamentos.


En este caso, los medicamentos generan el alivio de los síntomas, al hacerla más un poco pequeña o relajar la próstata y hacerla más blanda para que la orina pueda fluir con mayor facilidad. Sin embargo, el crecimiento de la próstata no se puede detener y seguirá creciendo con el tiempo, hasta un punto en el que es tan grande, que los medicamentos serán insuficientes para controlar los síntomas, y en ese caso se tendrá que optar necesariamente por una CIRUGÍA.


Usando nuestro ejemplo anterior, "si el cabello crece demasiado, habrá que recortarlo en una peluquería; si la próstata crece demasiado, habrá que recortarla en un quirófano".



Por lo general, las cirugías para el crecimiento benigno de la próstata en su mayoría consisten en retirar la parte de la próstata que obstruye la salida de la orina, por lo tanto, NO SE RETIRA TODA LA PRÓSTATA. La próstata que queda, va a seguir crecimiento con el tiempo y puede que con el paso de los años, requiera otro recorte (por lo general entre 5-20 años, todo depende de cada caso individual y del tipo de cirugía realizada).


Por el contrario, cuando se trata de una inflamación prostática o PROSTATITIS es un proceso inducido por la lesión aguda de la próstata, ya sea por la invasión de bacterias u otros organismos, o producida por el daño directo, provocado por alguna agresión física (por ejemplo, un golpe en el periné o la provocada por la biopsia de próstata), los síntomas son severos, inician rápidamente y puede ocurrir también en hombres jóvenes, está asociada a lesiones directas o a la entrada y proliferación de bacterias en la próstata, pero por lo general, con un tratamiento adecuado con medicamentos, la inflamación/infección va a resolverse y es posible que todo regrese a ser igual que antes de la prostatitis, es decir, es algo reversible.


Como por ejemplo en la próxima escena de "Milagros inesperados", el personaje de Tom Hanks tiene una prostatitis y sus síntomas son abruptos y severos.


Es necesario acudir a una consulta con un especialista en UROLOGÍA para que el especialista haga una valoración minuciosa de cada caso individual y determine qué es lo que está causando las síntomas, porque incluso, se pueden tener las dos cosas al mismo tiempo, que por lo general comparten los siguientes síntomas:

  • Orinar pausado, cortado, o interrupción del chorro de la orina

  • Hacer esfuerzo para sacar la orina o pujar para que fluya con normalidad

  • Orinar con chorritos débiles, pequeños o delgados o puro goteo.

  • Orinar frecuentemente o con urgencia

  • Levantarse muchas veces para orinar

  • Tener la sensación de que no se acaba de vaciar por completo

  • Tardar mucho para orinar

  • Quedar completamente tapado, sin poder orinar ni gotas.





Hay diferencias sutiles entre estas enfermedades y es un arte que requiere una vida de estudio (15 años de estudio médico altamente especializado), para poder determinar si tu próstata está inflamada, esta crecida o ambas, y saber la solución más adecuada, por lo tanto, si tienes alguno de estos síntomas o si tienes la sospecha de que puedas tener un padecimiento prostático, debes acudir a tu especialista de confianza y no dejarlo para después, ya que puede tener serias complicaciones, pero de eso, hablaremos en otra ocasión.


¡Saludos a todos y a cuidarse!





Dr. Abraham López Venegas

Cirujano Urólogo

CEO UMGM






1,752 vistas1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo